¿Qué son los clusters? (y ¿Por qué los necesito?)

Qué son los clusters

 

Como Experto en SEO, estoy seguro de que estás constantemente buscando maneras de mejorar tu contenido, formas de aumentar tu tráfico de búsqueda orgánica y maneras de dirigir a los clientes potenciales calificados a tu sitio web.

Desafortunadamente, los motores de búsqueda son difíciles, y averiguar cómo trabajan puede dar a cualquier especialista de marketing digital un dolor de cabeza. Con los algoritmos en constante cambio, es casi imposible siempre estar al tanto de lo que va a pasar en los algoritmos de google.

Esto es lo que está pasando.

Las palabras clave han sido la base de la creación de contenido durante casi una década, y con razón, pero los tiempos han cambiado.

Asistentes de voz como Siri y Cortana se están volviendo más y más común y pronto, los días donde nosotros buscábamos manualmente la información se van a ir.

Debido a este cambio en el comportamiento, los motores de búsqueda están alterando sus algoritmos para favorecer un amplio contenido basado en temas.

Es decir, esto sacude las estrategias de optimización en motores de búsqueda (SEO) un poco y nos obliga a centrarnos en cómo podemos proporcionar contenido para que coincida con la intención de los nuevos buscadores.

Ahí es donde entran los grupos de temas.

¿Qué son los clusters temáticos?

Así que te puedes estar preguntando, ¿qué diablos son los grupos de temas? En pocas palabras, los clusters temáticos son una colección de artículos o páginas enlazadas alrededor de un tema general. En última instancia, te permiten ofrecer una mayor visibilidad en los motores de búsqueda para identificar tu contenido.

Un grupo de temas comienza con el tema principal, que también se conoce como tu página “pilar”. Este es su enfoque principal – un tema generalizado.

Dentro de este tema, tendrás una amplia gama de páginas más detalladas, hiper-enfocadas que se relacionan de nuevo a la página principal o pilar. Todas estas páginas que enlazan detrás dicen a los motores de búsqueda que tu página de pilar es una autoridad sobre ese tema y que debe prestar la atención a ella.

Al igual que las palabras clave de cola larga y otras estrategias de contenido, el objetivo de crear estos clusters de temas es organizar mejor tu contenido para los motores de búsqueda y obtener un rango más alto.

Cuantos más temas de clusters tengas, más alto será el rango con el tiempo, ya que los motores de búsqueda reconocen que estás proporcionando todas las respuestas que la gente está buscando. Esto también crea un “one-stop-shop” por decir, que proporciona a los buscadores con una mejor experiencia como están investigando un tema y / o problema. ¡No hay necesidad de visitar varios sitios!

Vamos a profundizar en la anatomía de un grupo de temas a través de un ejemplo.

Página pilar

Así que soy un recién casado que está buscando comprar una casa. Mi esposa y yo estamos obsesionados con casas pequeñas, así que pase googooleando todo el fin de semana

Un ejemplo de una página de pilar para este tema sería “casas pequeñas”.

Desde aquí, se ramifica en subtemas, que le permiten profundizar en los detalles y las diferentes áreas.

Subtemas

Ahora, piensa en cuándo estás haciendo preguntas en Google para resolver un problema que estás enfrentando. Por lo general, haces preguntas o situaciones específicas.

Por ejemplo, con casas pequeñas como nuestro ejemplo, puedes googoolear cualquiera de los siguientes términos de búsqueda: “casas pequeñas por dentro “, “costo de casas pequeñas”, “razones para comprar una casa pequeña”, “pros y los contras de pasar a una casa pequeña”,” vivir un estilo de vida minimalista “,” casas pequeñas por dentro “,” inspiración de diseño de casa pequeña “- la lista podría realmente seguir y seguir.

Estos temas detallados son sus subtemas; páginas o artículos que van incluso más profundo en este tema central y más probable es que incluyan “a lo largo de la cola de palabras clave” de contenido.

Todos los subtemas, debe enlazar de nuevo a la página principal pilar. Esto es lo que ayuda a decir a los motores de búsqueda que esa página es una autoridad dominante en el área temática.

Cómo crear un clúster temático

En este punto, puedes estar pensando “wow esto realmente va a tomar mucho tiempo y recursos para implementar clusters temáticos”, pero confía en mí, es más difícil de explicar y luego implementarlo. Vamos a iniciar el proceso de reunir grupos de temas para tu negocio.

  1. Revisa las páginas de contenido existentes

Como tu has hecho la investigación de palabras clave y creado contenido basado a esas palabras claves, que, en última instancia, ya han establecido una base para tus clusters de temas.

Sabes quienes son tus clientes potenciales y has creado contenido enfocado a él, así que, el primer paso está en repasar lo que ya tienes.

Es posible que tengas que hacer algunos cambios, pero si ya tienes una buena cantidad de contenido no lo tires. Mira su funcionamiento y exactitud y comienza a repostear.

  1. Subtemas

A medida que estás echando un vistazo a través de tu contenido (ya sea que las páginas del sitio web o blogs que has publicado en el pasado) organizarlos en temas principales. Un buen número para apuntar es de 5-10 subtemas para cada pilar.

  1. ¡Descubre Temas y Brainstorm!

A medida que pasa por tu contenido, también puedes identificar oportunidades de clúster de temas que puedes haber pasado por alto anteriormente.

Échale un vistazo a tu análisis para identificar qué artículos han funcionado bien y si hay puntos comunes entre ellos. Esto te ayudará a considerar temas adicionales de pilar, ya que sabes que se han desempeñado bien con tu audiencia.

También puedes realizar investigaciones para identificar nuevos temas.

Ve las preguntas más frecuentes

Piensa en ti mismo, ¿cuáles son algunas de las preguntas principales que la gente estaría buscando / preguntando mientras buscan resolver su problema?

Mira hacia atrás en el prospecto perfecto que has construido – ¿cuáles son algunas de las preguntas más comunes que se están haciendo? Considera el uso de algunas de esas preguntas como posibles subtemas, o incluso pilares si son más generales.

A medida que construyes las páginas pilar y las páginas de subtema, no olvides también utilizar la investigación de palabras clave que ha utilizado en el pasado e integrarlas a tu contenido.

Sigue las recomendaciones de Google

Google sí mismo puede ser tu mejor amigo dándote una lluvia de ideas para tus temas.

Simplemente escribe un tema que deseas posicionar. Mira las Búsquedas relacionadas, estas son búsquedas comúnmente hechas dentro de un tema principal.

Si no has creado contenido en torno a éstos, agrégalos a la lista de contenido de tus subtemas. También, échale un vistazo a la sección “relacionados”. Estos pueden proporcionarte subtopics adicionales.

Interconectar tu contenido

Ahora, aquí viene lo bueno y es algo que no puedes olvidar.

A medida que despliegues todas sus páginas de subtema, es fundamental que las vincule de nuevo a la página principal pilar. También requiere de té asegures que tu página pilar principal tenga enlaces a todas sus páginas de subtópico. Esto es lo que une todos los esfuerzos de clúster de temas y le dice a Google cómo están relacionadas sus páginas entre sí.

Si ves que uno de los clústeres está funcionando muy bien, considera maximizarlo y crear más subtemas para lanzar una red aún más amplia. [activecampaign form=1] [activecampaign form=3]

Un análisis de seguimiento y datos sólidos te permitirá mantenerte por delante mediante la adaptación de tu estrategia de contenido, y la priorización de lo que está funcionando.

Para los temas que no se están posicionando, identificar si son realmente importantes para tus clientes potenciales y como están buscado la información. Es posible que el área de contenido no sea tan útil como se pensó inicialmente. Considera cambiar los subtemas para incluir otros aspectos detallados al pilar o considera enfocarte en otro grupo temático.

¡Comienza!

Estoy seguro de que a veces los cambios constantes en los motores de búsqueda te hacen querer golpear la cabeza contra el escritorio, mientras intentas encontrar formas de saltar más alto en los resultados de búsqueda (no estás solo).

¿Pero adivina que? Crear clusters temáticos puede ser divertido y satisfactorio. Cuando todo está dicho y hecho, vas arriba el mejor contenido a tu audiencia, que te pone como el experto en un tema y te ayuda a construir confianza a lo largo de tu viaje.